Seleccionar página

Anteriormente hemos visto el iPhone 6S sobrevivir al agua durante más de una hora incluso si está hirviendo, no hay que engañarse. El iPhone 6S no es resistente al agua, y en el vídeo de abajo podemos ver cómo sucumbe irremediablemente cuando se sumerge en una piscina.

En este caso, el agua de la piscina está bastante más mineralizada (con cloro, etc) que la que utilizaron el otro día en las cubetas. Esto hace que sea mucho más conductora del agua, aunque obviamente no podemos confirmar hasta qué punto.

Sin embargo, es probable que lo que más daño hace al iPhone sea la propia presión del agua; sumergido en el fondo de una piscina la presión es mucho más fuerte que en unas cubetas. Aún así, sorprende que aguante un par de minutos funcionando en el agua. En el vídeo comentan que se calienta, probablemente debido a un cortocircuito en su interior.

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte este contenido

Por favor comparte este artículo con tus amigos!