Seleccionar página

Existen millones de aplicaciones disponibles para descargar en tu celular con las cuales podemos hacer muchísimas cosas, desde retocar fotografías hasta aprender un nuevo idioma, sin embargo, muchas de estas apps no son de fiar, algunas son fuentes de virus o software malicioso que pueden  volverlo lento, llenarlo de publicidad e incluso llegar a dañar el equipo.

Este año Google anunció que eliminó más de 700.000 aplicaciones dañinas para Android, una cifra que supera en un 70% a las estimaciones de 2016.

En este articulo te contaremos de algunas apps que nunca deberías descargar en tu smartphone.

Aplicaciones que limpian el teléfono

Son aplicaciones que prometen ser capaces de mejorar el rendimiento del celular haciendo una «limpieza». La más famosa es Clean Master.

Según el tecnólogo español José Garcia-Nieto, Clean Master «ralentiza el teléfono, sustituye la pantalla de bloqueo y nos incita a descargar más apps del desarrollador, Chetaah Mobile».

«No sirve para absolutamente nada», añade.

«Si bien es cierto que las aplicaciones eliminadas dejan algunos datos en la caché (un componente de la memoria para almacenar información) no es necesario descargar una aplicación específica para eso», dice Ferrari-Herrmann.

Aplicaciones que Refrescan el celular

El sobrecalentamiento del teléfono es un problema frecuente. A veces ocurre porque fue expuesto demasiado tiempo al sol. Otras, por un virus o fallos de la batería, o por usar el aparato sin descanso.

Sea cual sea el caso, es mejor no recurrir a una aplicación para solucionarlo. Son engañosas.

El sistema que procesa tu teléfono requiere varias horas para enfriarse, y usar una app solo servirá para que se sature todavía más.

Si quieres «refrescar» tu teléfono, déjalo apagado un rato y espera. Suele ser la mejor solución.

Aplicaciones que te prometen ahorrar batería

«Las aplicaciones para ahorrar batería suelen ser mentira. Esas apps no ofrecen una solución a ninguno de los problemas de celulares más odiados en todo el mundo. Prometen milagros«, escribió en un blog sobre Android el periodista tecnológico Eric Ferrari-Herrmann.

«Hay muy pocas excepciones», agregó.

Si quieres ahorrar batería, lo mejor es que intentes gestionar mejor el consumo tú mismo y eliminar las aplicaciones que más datos usan (sobre todo las que nunca usas). También puedes poner el teléfono en modo «nocturno» o ahorro de batería».

Otra opción es comprobar la configuración de la batería y cerrar lo que más energía esté consumiendo.

 

En conclusión, evita descargar estas y cualquier tipo de aplicaciones que parezcan sospechosas, y que te prometan cosas imposibles. También siempre trata de descarga las apps de las tiendas oficinales de Apple y Google y no te fies mucho de los antivirus.