Seleccionar página

Parecía algo irremediable y así ha resultado ser; Apple ha aceptado llegar a un acuerdo para pagar 840 millones de dólares, acusada de fijar los precios de los libros electrónicos junto a otras cinco editoras, en concreto HarperCollins, Hachette, Penguin, Macmillan, y Simon & Schuster.

El problema apareció cuando Apple y estas cinco editoriales fueron denunciadas por, supuestamente, intentar obligar a Amazon a subir el precio de sus libros electrónicos, fijado en 9,99 dólares, demasiado bajo según la opinión de varias de las editoriales implicadas. Tras un largo proceso judicial que empezó en el año 2012 y muchas quejas por el proceso con el que se ha juzgado si hubo acuerdo para fijar los precios o no, al final Apple ha optado por pagar esos 840 millones de dólares y evitar así más dolores de cabeza, aunque la compañía seguirá recurriendo el veredicto de culpabilidad para limpiar su nombre en este caso.

Los precios que Apple ofrecía en su iBooks Store incluyen el 30% de comisión sobre el precio de las editoras, algo que la compañía hace también en la App Store, siendo ésta una de las razones por las que el mismo libro puede ser más caro en la iBooks Store que en su versión para Kindle.

Vía: Bloomberg.


Pin It on Pinterest

Share This

Comparte este contenido

Por favor comparte este artículo con tus amigos!