iPhone y Aesir

Mientras Apple habla del nuevo iPhone, Aesir promete un celular casi eterno

Share

iPhone y Aesir

En momentos en que Apple afina los últimos detalles de una rueda de prensa en la que se cree puede anunciar el iPhone 5 o una versión mejorada del iPhone 4, una empresa danesa asegura haber creado un celular que durará muchos años.

Se trata del teléfono móvil Æ+Y, que -según sus creadores- no necesita ser remplazado.

“Con el teléfono Æ+Y, quería mostrar una alternativa al mar de teléfonos inteligentes y al diluvio de funciones. En una era en que la industria pareciera pensar que los teléfonos ya no son para hablar, quise enfocarme en la voz, la claridad y la simplicidad”, indicó en un comunicado el diseñador industrial Yves Béhar.

La empresa Aesir asegura que con el nuevo teléfono celular busca resaltar los procesos artesanales en una época “obsesionada” con la producción en serie y con hacer “los productos del año pasado obsoletos“.

Su propuesta es hacer que los teléfonos duren muchos años, para lo cual ha empleado materiales que prometen durar toda una vida.

El modelo de acero inoxidable cuesta US$10.500 y el de 18 quilates de oro, asciende a US$60.700.

La promesa de vida casi eterna del Æ+Y contrasta con la noticia que tiene expectante al mundo de la tecnología.

¿Otro iPhone?

Appbb

En momentos en que las ventas del iPhone 4 siguen en pleno auge, todos los ojos apuntan a Silicon Valley, donde se prevé que, el martes, el nuevo director ejecutivo de Apple, Tim Cook, podría presentar públicamente la quinta generación del teléfono celular inteligente.

Aunque la empresa no ha confirmado la información y sólo ha hecho una invitación: “Let’s talk iPhone” (“Vamos a hablar del iPhone”), expertos tecnológicos y blogs especializados han empezado a especular sobre las bondades del próximo iPhone: una pantalla más grande, un cuerpo más ligero y delgado y un procesador más veloz.

“Me parece que fue ayer que anunciaron el iPhone 4″, le comentó a BBC Mundo, Eduardo, un joven venezolano al que le “cuesta imaginar su vida” sin su iPhone 4.

Pero más allá de nuestra interpretación del tiempo, el “ayer” de Eduardo tiene una fecha: 8 de junio de 2010. Ese día, Steve Jobs, el entonces director ejecutivo de Apple, presentó la cuarta generación del iPhone.

Un año antes, Apple había lanzado al mercado el iPhone 3GS. En 2008, el iPhone 3G hizo su debut y en 2007, el iPhone 2G vio la luz.

Pese a la crisis financiera que viven varios países, las nuevas versiones del teléfono siguen inundando las tiendas y los números hacen feliz al gigante de los productos que empiezan con la popular “i“.

Publicidad.

iPhone 4S

Más allá de las “mejoras” que cada nueva edición de esos dispositivos representa ¿qué hace que los consumidores dejen a un lado su iPhone y para adquirir otro?

“Cuando la innovación se presenta como algo discontinuo, es decir, como una mejora cualitativa muy grande entre un producto anterior y uno nuevo, para las personas es mucho más riesgoso no comprar el producto nuevo”, dijo la profesora Marithza Sandoval, directora de la maestría de Psicología del Consumidor de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz de Bogotá.

De acuerdo con la profesora, muchas compañías líderes del ámbito tecnológico, usan la publicidad para presentarle al consumidor las innovaciones como discontinuas.

“Usted tiene algo que el anterior no tiene y si usted no lo tiene, no va a poder hace X cosa”, señaló Sandoval.

“En el caso de las innovaciones de celulares, son muy pocas las nuevas funciones que pueden variar en relación con un modelo anterior. Pero la publicidad hace que aumente en el consumidor el ‘riesgo percibido': pensar que por no tener el nuevo aparato no podrá hacer un montón de cosas”, señaló la experta.

Necesidad.

Teléfono Aesir

Para muchos consumidores, los celulares iPhone se han convertido en casi una necesidad.

“Hay que entender que en la modernidad, para algunas personas el riesgo no está en que va a morir, en que se lo va a comer el depredador o que le van a invadir la aldea, sino en la posibilidad de no poder estar al tono con la innovación tecnológica”, explicó Sandoval.

Otros analistas apuntan a la lealtad de los consumidores de Apple.

“El establecer una relación emocional con el consumidor hoy en día es lo más fundamental que tienen que hacer las marcas. ‘Yo quiero esta marca’. Eso es lo que ha hecho Apple, es una empresa que tiene consumidores convencidos y fieles hasta el final”, dijo Xavier Oliver, profesor de Marketing y Liderazgo del IESE Business School de España.

En lo que muchos analistas parecen coincidir es que independientemente de si se trata de un celular que durará muchos años o de un aparato que quedará obsoleto en algunos meses, los dispositivos móviles se están convirtiendo en un fin y no en un medio.

Mientras tanto, Eduardo se enfrenta al dilema de qué hacer con su iPhone 4, si el martes Apple le anuncia un sustituto.